El sustantivo parte II

Los sustantivos, como muchas otras cosas en este cochino mundo binario, pueden estar en plural o en singular, o sea nada más hay de dos sopas.


Los sustantivos, como muchas otras cosas en este cochino mundo binario, pueden estar en plural o en singular, o sea nada más hay de dos sopas. El singular se refiere a una persona, animal o cosa; el plural se refiere a dos o más entidades y se distingue con los morfemas -s -es, según estas reglas:

a) Se añade la -s a los sustantivos:

—Terminados en vocal no acentuada:

Pera — peras

Calle — calles

Patio — patios

Estudiante — estudiantes

—Terminados en -e tónica:

Café — cafés

Pie — pies

Té — tés

Chimpancé — chimpancés

b) Se añade -es a los sustantivos:

—Terminados en consonante:

Comedor — comedores

Mantel — manteles

Reloj — relojes

Túnel — túneles

Raíz — raíces

Pez — peces

(Los sustantivos terminados en -z hacen el plural con la desinencia (alteración) -ces).

—Terminados en -y:

Ley — leyes

Rey — reyes

—Terminados en vocal acentuada:

Rubí — rubíes

Bambú — bambúes

Tabú — tabúes

Alhelí — alhelíes

A excepción de las siguientes palabras: mamá-mamás, papá-papás, sofá-sofás.

Las excepciones más comunes en la formación del plural son:

—Los sustantivos cuya forma singular termina en -s, no añaden ninguna desinencia para el plural; este se marca con el artículo.

El lunes — los lunes

El énfasis – los énfasis

El análisis — los análisis

El tocadiscos — los tocadiscos

La crisis – las crisis

c) Los sustantivos que solo se emplean en su forma plural:

Nupcias, enseres, albricias, creces, víveres, exequias.

d) Algunos sustantivos de origen extranjero forman el plural añadiendo -s:

Complot — complots

Carnet — carnets

Coñac — coñacs

Jet — jets

c) Los aumentativos, diminutivos y despectivos

Los sustantivos pueden flexionarse (no, no son ejercicios abdominales. Quiere decir que pueden cambiar en la terminación, ya sea en la vocal de la raíz o en otros elementos), para indicar aumento o disminución en el significado, así como para expresar burla o maldito desprecio:

a) Aumentativos. Las desinencias más comunes son -on, -ona, -aza, -azo, -ote, -ota.

Hombre — hombrón

Perro — perrazo

Libro — librote

Casa — Casona

Comida — comidaza

Cuchara — cucharota

b) Diminutivos. Las desinencias más comunes son -ito, -ita, -illo, -illa, -ico, -ica, -in, -cito, -cita:

Dibujo — dibujito

Zapato — zapatico

Hombre — hombrecito

Guitarra — guitarrita

Flor — florecilla

Mujer – mujercita

c) Despectivos. Algunas de las desinencias más comunes son -uza, -aco, -zuelo, -zuela, -ucho, -ucha; en ocasiones -illo, -illa.

Gente — gentuza

Escritor — escritorzuelo (Je, je, je)

Papel — papelucho

Hombre — hombrecillo

Libro — libraco

Revista — revistucha

Aquí termina la segunda parte. Pero no estés triste, viene una tercera y última (ahórrate las lágrimas para el final porque sé que extrañarás al sustantivo). Cuéntame en los comentarios qué te ha parecido esta publicación.

Autor: Carlos Quijano

Es redactor y editor en el blog Palabras comunes; cofundador del blog Arte y denuncia; redactor y coeditor de la revista digital Salto al reverso; fue redactor en la revista La tribuna de opinión (España). Su cuento 'La leyenda que contaba el abuelo', fue finalista seleccionado en la convocatoria hecha por Editorial Eleuterio (Chile) para la antología '10 cuentos sobre ecología'. Es autor de 'Claro Oscuro'.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s