El sustantivo parte I

Este es el tipo de palabra que utilizamos para darle un nombre a todo lo que corra, vuele, camine, se arrastre, respire, tenga vida o no, sea real o imaginario.


Dentro de las categorías gramaticales del español se encuentra este tipo de palabra que utilizamos para darle un nombre a todo lo que corra, vuele, camine, se arrastre, respire, tenga vida o no, sea real o imaginario como ese novio o novia que dices tener, pero que nadie conoce.

Los sustantivos son palabras volubles; cambian para indicar los accidentes gramaticales de género y número; también para formar aumentativos, diminutivos y despectivos.

En cuestión de género los sustantivos solo pueden ser masculinos o femeninos (no se complican la vida como cierta especie). Macho o hembra para los animalitos, hombre o mujer para los más animales y para de contar.

Mi vecina piensa viajar a Bolivia. (Sustantivo femenino)

Llegaron los albañiles que contraté. (Sustantivo masculino)

Las leonas cuidan a sus cachorros. (Sustantivo femenino)

El oso polar es de color blanco. (Sustantivo masculino)

Los sustantivos para nombrar cosas también tienen género, pero no precisamente por asuntos de sexualidad, malpensados; sus orígenes se remontan a los comienzos del idioma español y que por uso y costumbre así se quedaron.

El mes entrante iremos a la playa. (Sustantivo masculino)

La luz de la lámpara me molesta. (Sustantivo femenino)

En la educación básica nos enseñaron que el género se distingue, en la mayoría de los casos por las desinencias (alteraciones) -o, para el masculino y -a para el femenino, pero no siempre es así de fácil, no son enchiladas.

Hay palabras masculinas terminadas en -a: Problema, sistema, agua, esquema.

Y palabras femeninas terminadas en -o: Mano, soprano, (la) modelo.

Palabras femeninas que se usan abreviadamente que terminan en -o y conservan el género: Moto (motocicleta) Foto (fotografía) Polio (poliomielitis)

Sustantivos femeninos y masculinos que terminan diferente de -o y -a:

Masculinos: alacrán, pez, diamante, árbol, sol, amor. (¡Ah, el amor!).

Femeninos: cicatriz, soledad, inquietud, paz, casa.

Los sustantivos femeninos se pueden formar, generalmente, de esta manera:

a) Cuando el sustantivo masculino termina en consonante, se agrega una -a:

Doctor — Doctora

Pintor — Pintora

León — Leona

b) Cuando el sustantivo femenino termina en -o se cambia por una -a:

Hijo — Hija

Secretario — Secretaria

Gato — Gata (¡Miau!)

Claro que también hay excepciones, son estas:

a) Sustantivos que emplean desinencias irregulares para marcar el género:

Emperador — Emperatriz

Rey — Reina

Gallo — Gallina

Abad — Abadesa

b) Sustantivos que tienen forma distinta para el masculino y para el femenino:

Toro — Vaca

Caballo — Yegua

Padre — Madre

Hombre — Mujer

A este fenómeno se le llama heteronimia.

c) Sustantivos que emplean la misma forma para ambos géneros:

Araña, hormiga, pelícano, águila.

Los sustantivos que se emplean para nombrar cosas se les prohíbe cambiar de género:

Masculinosmantel, jardín, libro, polvo, alambre, tapete.

Femeninosmesa, calle, pare, sangre, nube, lluvia.

Existen otros sustantivos que no presentan variación para marcar el género, son dos caras y aceptan la compañía femenina y masculina. No es lo que estás pensando, se refiere a los artículos:

El mar o la mar

El mártir o la mártir

La artista o el artista

La cónyuge o el cónyuge

Aquí concluye este primer capítulo que nos introduce en el mundillo gramatical del sustantivo. Si te gustó esta publicación dale «Me gusta», compártelo con las personas que sean importantes para ti. Que tus comentarios gocen de buena salud ortográfica y espera el siguiente capítulo. 

El sustantivo parte II

El sustantivo parte III

Autor: Carlos Quijano

Es redactor y editor en el blog Palabras comunes; cofundador del blog Arte y denuncia; redactor y coeditor de la revista digital Salto al reverso; fue redactor en la revista La tribuna de opinión (España). Su cuento 'La leyenda que contaba el abuelo', fue finalista seleccionado en la convocatoria hecha por Editorial Eleuterio (Chile) para la antología '10 cuentos sobre ecología'. Es autor de 'Claro Oscuro'.

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s